Home

image

Hay muchas formas de matar. Matar en diferido también es matar. Matar de hambre también es matar. Acabar con la dignidad y el derecho a un techo de millones de personas también es matar, con premeditación y alevosía. Y robar los ahorros de toda una vida de un montón de avis també.

Matar el futuro y el presente de personas que prefieren suicidarse antes que continuar un calvario que no han merecido también es delito, si no penal, al menos sí ético.

Las víctimas son víctimas, no son héroes por el mero hecho de ser víctimas. Y hay víctimas de muchos tipos, no sólo víctimas del terrorismo o de la “violencia de género”, que parecen ser las únicas con derecho a considerarse víctimas.
Porque las víctimas de los recortes y de la vulneración de muchos derechos humanos no se consideran víctimas, sino “antisistema”.
Y quiero aburrir la palabra víctima hasta que en mi cabeza deje de tener sentido, o adquiera múltiples y arbitrarios significados, como en la realidad. Así tal vez comprenda por qué coño se permiten las insensateces, asesinatos y desfalcos de unos y se criminalizan hasta la incoherencia máxima los de otros.

Es todo muy bonito y lógico, tanto que apesta hasta provocarme arcadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s