Home

Pensar en ella y enmudecer ante el papel. Enmudecer ante la constatación de algo que había ocurrido, en realidad, hacía tiempo. Ahora es, sin embargo, cuando se ha ido de verdad. Cuando su figura, que había dejado también atrás su imponencia, desaparece. Su mirada, perdida hace tiempo, empalidece del todo y abandona el salón en el que había estado confinada. Ahora, y sólo ahora, puede empezar a parecer que se ha ido del todo.

Lo cierto es que yo no lo esperaba. Era de esperar, pero no lo esperaba. Pensaba que su cuerpo era todo lo fuerte que ya no era su mente. Pensaba que permanecería más tiempo mirando sin ver, musitando sin decir, consumiéndose lentamente ante nuestra impotencia. Cuesta creer que se haya ido para siempre.

Mentiría si dijese que ya lo he asimilado. No lo haré hasta que vuelva a ese salón y no esté ella. Ella que ya no era ella.

olvido_8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s